Recursos
icon-1
Noticias
Lea las últimas noticias y actualizaciones relacionadas con la misión de Reforestum y la transición a Net Zero
icon-why-reforestum
Por qué Reforestum
Más información sobre la misión de Reforestum para ayudar a mitigar el cambio climático mediante reforestación colaborativa
forest updates
Transparencia
Creando confianza y transparencia en el mercado del carbono forestal a través de la tecnología más avanzada
Blog5 medidas de impacto para luchar contra el cambio climático

5 medidas de impacto para luchar contra el cambio climático

Hay cosas sencillas que puedes hacer para tener un impacto positivo en el cambio climático hoy mismo. Con un poco de concienciación y toma de decisiones podemos asegurar el futuro de nuestro planeta y de la humanidad. Nunca es malo, ¿no?
image-altDiego Sanz · Cambio climático · Dec 2018
none

1.  Vota, vota y vota.

Apoya a toda clase de responsables y entidades comprometidos con iniciativas que luchan contra el cambio climático: asociaciones y empresas (locales y nacionales) que se han adherido a una economía baja en emisiones de carbono y quieren contribuir a las compensaciones del mismo. Hay un dato muy relevante, y es que solo 100 empresas son responsables del 71% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Al apoyar a quienes se comprometen con políticas económicas que reducen las emisiones y persiguen a estas empresas contaminantes, contribuyes indirectamente a revertir el problema. Y votar no significa sólo ir a las urnas. También puedes votar con tu billetera. Las principales empresas de la industria del gas y combustibles fósiles, ExxonMobil, BP y Chevron, están entre los que más contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Qué tal si les vetamos? ¿Qué pasaría si solo apoyamos a multinacionales que se han comprometido? Por ejemplo, hay más de 100 empresas como Apple, Facebook, Google e Ikea que apuestan por la energía renovable. Estas reflexiones nos permiten dirigir la utilidad de nuestros votos y nuestro dinero, ya que eso impacta directamente en la salud del planeta.

2. Reducir la ingesta de carne de res al menos un 30%.

Una vaca y su ternero en un prado

La mayor parte de las sociedades saben que los combustibles fósiles tienen graves efectos nocivos en el medio ambiente. Lo que menos gente sabe es que las emisiones de gases de efecto invernadero de la agroindustria son, cuantitativamente, un problema mucho mayor. Eso significa que la industria ganadera mundial produce más emisiones que todos los automóviles, aviones, trenes y barcos juntos. Actualmente dos estudios, revisados ​​por pares, predicen que las emisiones agrícolas (incluidas las ventosidades de las vacas, que liberan metano y son 21 veces más potentes en carbono que las emisiones del tubo de escape de los coches) van a consumir el límite de emisiones de carbono del planeta en 2050. Así que a no ser que logremos cero emisiones de carbono en fuentes de energía, industria y transporte, cosa imposible, esto significa que la mayor parte del asunto depende de nuestra dieta. Concretando: la carne roja es una gran culpable porque requiere de muchos recursos para su crianza. Nutrir a las vacas que terminan en tu plato requiere 11 veces más agua que un pollo y emiten 5 veces más de emisiones de carbono. Medio kilo de carne molida necesita casi 19.000 litros de agua. ¿Estamos pidiendo a la gente que se vuelva vegetariana? No, en absoluto. Pero si te encanta comerte una buena hamburguesa, reduciendo su ingesta lo más posible estás ayudando en gran manera. Un estudio afirma que si todos los habitantes de EEUU cambiaran la carne de res por frijoles, el país prácticamente alcanzaría sus objetivos del Acuerdo Climático de París. Imagínate.

3. Reducir los viajes aéreos.

Para un norteamericano medio, los vuelos representan el 11% de las emisiones. Viajar en avión es un avance magnífico, vale, y las peregrinaciones a pie para cubrir ciertas distancias son imposibles. Pero hay formas de volar siendo consciente de su impacto en el planeta, reduciendo lo más posible el efecto en la huella de carbono. Una forma de hacerlo es reservar vuelos directos y escoger aerolíneas que sean conocidas por su eficiencia. La ONG AtmosFair suele publicar cada año un índice con una calificación de las aerolíneas según su eficiencia de CO2. Pero también puedes reducir los vuelos en los viajes de ocio: si no tienes prisa, existen medios de transporte más lentos, pero más ecológicos. De cualquier modo, en Reforestum puedes comprar compensaciones de carbono para la obtención de oxígeno y así equilibrar las emisiones generadas con tus traslados.

4. Calcula tu huella de carbono.

Render de huellas formadas por vegetación

Para revertir el cambio climático, además de los cambios en la dieta y reducir los vuelos, es conveniente plantearse cambios generales en el estilo de vida que ayuden a reducir la huella de carbono. Tan sencillo como identificar de dónde provienen tus emisiones de carbono, para agruparlas en algunas de las opciones disponibles a la hora de compensarlas. Esta es la manera de tomar conciencia de tus acciones diarias, porque todas ellas tienen un impacto en el planeta. Hay que adoptar una responsabilidad personal para gestionar el problema, armado con conocimientos y matemáticas. ¿Los números y cálculos te abruman? No eres el único. La mayor barrera entre una simple persona y el cambio climático suele ser entender los datos que reflejan y solucionan el dilema. Por eso hemos creado Reforestum. Con nuestra calculadora personalizada puedes calcular tus emisiones de carbono y la cantidad de compensaciones de carbono necesarias. No necesitas tener un título en ciencias ambientales, ni siquiera haber obtenido excelentes notas con las matemáticas del instituto. 

5.  Reduce tu huella de CO2 para reiniciar el futuro.

Una vez hechos los cálculos, sabrás cómo mantener tu huella de CO2 en equilibrio. Porque compensar las emisiones de carbono en Reforestum significa simplemente plantar árboles en un bosque. Con la reforestación, los árboles capturan de forma natural las emisiones de carbono, liberan el oxígeno que necesitamos y limpian las toxinas del aire. Además, es una medida que replica su propia acción: plantar árboles produce una fuente de semillas que permite a los árboles reproducirse y a su vez desarrollar nuevos bosques. Ese filtro generado en la atmósfera es lo que asegura el futuro para nuestras familias y la Tierra. 

¿Es el cambio climático un problema complejo? Por supuesto. ¿Significa que sus soluciones lo son también? No. Ya hemos visto las cosas sencillas que puedes hacer para conseguir un impacto positivo en el cambio climático. Con un poco de conciencia y tomando decisiones asequibles podemos asegurar el futuro del planeta y la humanidad. Suena bien, ¿verdad?

¿Le gusta este artículo?
Compártalo con el mundo:
none
Diego Sanz
CEO y fundador
Ingeniero de software con más de 15 años de experiencia. Ecologista y emprendedor. Actualmente estudiando un Executive MBA en IESE, Barcelona.
Cartel en Calahorra de Bodeo con bosque al fondo
Noticias
Apr 2021 · 1 min read
Inauguramos Calahorra de Boedo en el día de la Tierra: la unión hace la fuerza
Vista cenital de un bosque
Noticias
Dec 2020 · 1 min read
Reforestum recibe el sello de AI for Earth Grant de Microsoft y se une al programa Microsoft for Startups
Bosque frondoso
Cambio climático
Jun 2020 · 2 min read
¿Cómo elegir entre apoyar la forestación y la conservación de los bosques?